Las mejores infusiones para mejorar la circulación: Estas son sus propiedades

De las propiedades del té rojo ya te hemos hablado largo y tendido, siendo la mejora de la circulación una de las ventajas más apreciadas. El té verde también comparte esta característica, haciéndolo igual de interesante en este sentido. Tampoco se quedan atrás las infusiones, y aquí es donde más variedad podemos encontrar. Las infusiones se pueden utilizar para todo tipo de beneficios, pero dentro de esta categoría de bebidas, ¿sabes cuáles son las mejores infusiones para mejorar la circulación?

Los problemas de circulación no entienden de edades, ni tampoco de sexo, por lo que es importante que sean tratados como corresponden. Identificarlos es sencillo, desde tobillos y pies hinchados, hasta piel fría o seca. Para mejorar la circulación, las infusiones pueden convertirse en uno de nuestros mejores aliados. Por eso, desde Cafés Lúa vamos a contarte cuáles son las mejores infusiones para la circulación y cómo prepararlas para sacarles el máximo partido. 

Mejores infusiones para la circulación

Infusión de cola de caballo: La infusión de cola de caballo es una de las preferidas entre aquellos que quieren eliminar líquidos. Sus propiedades diuréticas son intachables, pero también ofrece unos resultados espectaculares para mejorar la circulación al evitar trombos y venas varicosas, dos de los factores de este problema. Cómo preparar la infusión cola de caballo: Para una correcta taza de cola de caballo, infusiona 5gr. de cola de caballo en agua hirviendo; dejando reposar la bebida durante 8 minutos. 

Infusión de jengibre: La infusión de jengibre se ha ganado a pulso estar entre las más consumidas por las madres embarazadas ya que alivia muchos de los síntomas. A su vez, la infusión de jengibre es perfecta para disminuir la tensión arterial o las enfermedades coronarias. Cómo preparar infusión de jengibre: Debido a que su sabor es bastante fuerte, para los menos acostumbrados a esta bebida te aconsejamos que partas un pequeño trozo de jengibre. Una vez el agua ya esté hirviendo, añade el jengibre. Déjalo reposar durante 10 minutos. Retira la cazuela del fuego y,con ayuda de un colador, sírvela en una taza. Si quieres darle un toque más dulzón, puedes añadir una cucharadita de miel. 

Infusión de diente de león: Al igual que la infusión de cola de caballo, la infusión de diente de león nos permite eliminar líquidos de forma rápida y eficaz. Bebiendo una media de dos tazas de infusión de diente de león mejoraremos nuestra circulación, pero también veremos reducidas las posibilidades de sufrir enfermedades vasculares o cardíacas. Cómo preparar la infusión de dientes de león: Con el agua hirviendo, añade 10 g de diente de león fresco; también puede ser seco. Reduce el fuego al mínimo durante un par de minutos, sirve con ayuda de un colador y ¡ya está lista para beber!

Infusión de corteza de sauce: Tal vez sea una de las menos conocidas por los más jóvenes, pero lo cierto es que la infusión de corteza de sauce goza de una enorme popularidad. Su uso se remonta a muchísimos años atrás, cuando se descubrió que podría calmar males como la fiebre, la artritis o la mialgia. Conocida también como ‘aspirina natural’, la infusión de corteza de sauce es perfecta para prevenir enfermedades cardiovasculares y, por tanto, mejorar la circulación de nuestro cuerpo. Cómo preparar la infusión de corteza de sauce: Con el agua hirviendo, coloca 5 g de corteza de sauce (por taza) en el interior de la cazuela. Deja reposar durante al menos 15 minutos; ayúdate de un colador antes de beberla y ya tendrás lista tu infusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba