Etiopia sidamo

El origen donde todo empezó.

Desde 6,82 or subscribe and save up to 20%


El origen donde todo empezó.

Limpiar

Café de variedad arábica por vía húmeda, cultivado a 1.700 – 2.200 m de altitud. Se trata de un café muy uniforme, una bebida limpia con cuerpo complejo y acidez cítrica. Su sabor es dulce, con notas afrutadas y matices que recuerdan al té.

Etiopía está ubicada en el cuerno de África, es uno de los países más grandes de este continente y está considerado el principal centro de origen de la planta de café Arábica. Como dice la leyenda, el café fue descubierto en Etiopía en el siglo IX por un pastor de cabras llamado Kaldi. Notó que sus cabras se volvieron hiperactivas después de comer las cerezas del árbol de café, así que lo intentó él mismo. Un monje se acercó a Kaldi después de que consumiera las cerezas y se llevara algunas a su monasterio. El monje asó y preparó el café para compartirlo con otros monjes. Como resultado, pudieron permanecer despiertos durante largas noches de oración. Desde entonces, el café ha sido ampliamente aceptado como una bebida estimulante.

Etiopía tiene más de 70 grupos étnicos que hablan más de 200 idiomas. Como resultado, la palabra café se conoce con diferentes nombres en función de la región. Sin embargo, los expertos argumentan que el origen de la palabra café se refiere a la región Kaffa, donde tiene lugar la leyenda. Los franceses y los españoles lo llaman Café, los italianos lo llaman Caffe, los alemanes lo llaman Kaffee, los finlandeses lo llaman Kahvi, los holandeses lo llaman Koffie y los griegos lo llaman Kafes. Todas son aproximaciones fonéticas de la región etíope Kaffa.

Café con todo el buen saber hacer de nuestro maestro tostador.

Ir arriba