Buen café vs café de supermercado: ¿Por qué no deberías comprar café industrial?

La compra de un buen café frente a uno de supermercado es un debate que siempre está presente entre los más cafeteros. Lo cierto es que la respuesta es sencilla: comprar café artesanal de calidad a un tostadero local siempre será mucho mejor que optar por un producto industrial. Los motivos son innumerables y en Cafés Lúa vamos a contarte por qué deberías decantarte por un producto artesanal frente a un café de grandes superficies. 

¿Por qué no debes comprar café de supermercado? 

De la misma forma que el café en grano y el café molido tienen un buen puñado de diferencias, algo similar ocurre con el buen café recién tostado y el café que puedes encontrar en un supermercado. El producto que verás en grandes superficies carece del aroma y sabor auténticos que obtienes al consumir un café de calidad. 

Si tenemos en cuenta que el café molido pierde gran parte de sus atractivos en pocos minutos, las cuentas salen por sí solas: el café de supermercado no es fresco y los blends suelen ser fabricados con granos de una calidad más baja que la que encontrarás en un café artesanal de calidad. Podríamos decir que el ni el mejor café en grano de supermercado te ofrecerá un resultado tan  bueno como el de un tostador local, por el simple hecho de que no será tan fresco y habrá perdido parte de sus propiedades.

En Cafés Lúa cuidamos todos y cada uno de los procesos que caracterizan a un buen café. Somos verdaderos amantes de esta bebida y como tal queremos que tú disfrutes en tu hogar de un producto gourmet para clientes gourmet. Es por ello que prestamos especial atención a todos los procesos, desde la compra de una buena materia prima, pasando por el tueste que es el toque personal y terminando por el envasado y entrega del producto.

Sin embargo, el café perteneciente a grandes marcas proviene de una producción industrial  en la que predominan los cafés de torrefacto, mucho más baratos, por lo que la calidad del producto final es inferior. El resultado es un café comercial cargado de cafeína, que tiene más probabilidades de sentarte mal que un café 100% natural. 

El aroma y el sabor son sólo la punta del iceberg a la hora de hablar de un buen café. Detrás se esconde todo un proceso que nace desde su plantación, recogida y lugar de procedencia. Datos que nunca encontrarás en un café de supermercado. En Cafés Lúa podrás comprar café de origen, informándote en cada caso de sus principales características: procedencia, altura a la que se cultivan los granos, aroma y notas de cata. Buscamos ofrecerte una experiencia premium que esté a la altura del producto que comercializamos.. 

¿Tienes dudas respecto a qué café comprar? En Cafés Lúa podemos aconsejarte en base a tus gustos y preferencias. Te ofrecemos un amplio y variado surtido de todo tipo de cafés, tanto para los paladares más exquisitos, como para aquellos que desean disfrutar de una sencilla taza de café sin más pretensiones pero en la que prime la calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba