Cápsulas de café reutilizables: perfectas para disfrutar del café de una forma más sostenible

¿Quién dice que tomar café y ser al mismo tiempo respetuoso con el medio ambiente no es compatible? Comprar cápsulas de café reutilizables se ha convertido en una de las modas para los amantes de esta bebida, y no es para menos si tenemos en cuenta sus ventajas y conveniencia. 

Su precio asequible y la posibilidad de reutilizarlas son los dos elementos clave que han convertido al producto en uno de los más buscados para las cafeteras de cápsulas habituales, como la Nespresso o Dolce Gusto. Si bien comprar café gourmet en grano sigue siendo la opción a considerar si queremos disfrutar de una taza como indican los cánones en cuanto a sabor y aroma; este tipo de cápsulas nos permiten mezclar lo mejor de ambos mundos. 

Las cápsulas de café reutilizables están fabricadas en plástico y acero, permitiendo así que su durabilidad sea mucho mayor a las clásicas cápsulas desechables. El principal punto fuerte de las cápsulas de café reutilizables es que permiten al usuario rellenarlas con el café que desee, además de poder molerlo en el momento, rellenar nuestra cápsula y consumirlo siempre fresco. 

Preparar el café en cápsulas reutilizables no tiene mucho misterio. En los packs que podemos encontrar a la venta se incluyen, generalmente, varias tapaderas y cucharillas. Deberemos de rellenar bien las cápsulas con el café, hasta que quede bien prensado con ayuda de la cuchara incluida. Cubre la cápsula con la tapadera y listo, ya tienes tu bebida preparada, totalmente personalizada con el café deseado. 

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de cápsulas reutilizables para café, ya sea con la tapa incorporada o por separado. La gran mayoría admiten entre 5 y 7 gramos de café, sumando al paquete un cepillo para su limpieza. Y ahora es cuando surge una de las preguntas más comunes con este tipo de productos: ¿Cuántos usos tienen las cápsulas de café reutilizables? 

Aunque depende del fabricante, en líneas generales las cápsulas admiten una media de entre 40 y 50 usos en el caso de las de plástico, duración que se amplía en el caso de las de metal, nada mal si tenemos en cuenta su precio. Precisamente su bajo coste y gran utilidad para la que sin duda es una de las bebidas más extendidas del mundo y contribuir al medio ambiente las han colocado en el punto de mira de millones de clientes de todo el mundo. 

Si hablamos de precio, las cápsulas reutilizables de metal suelen oscilar en torno a los 20 euros, mientras que las de plástico se quedan en poco más de 8 o 10 euros, dependiendo de la tienda. Esta diferencia de precio está caracterizada por el número de usos o añadidos como la garantía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba