¿Sabes reconocer un buen café realmente? Descubre cómo siguiendo estas claves

El café, esa bebida que nos acompaña desde que comenzamos el día con energía, la excusa perfecta para un reencuentro o una charla agradable e incluso antes de irnos a la cama con un delicioso descafeinado. Es una de las bebidas más especiales en nuestra vida, que nunca falta en casa, por lo que comprar un buen café debería ser una prioridad, pero ¿sabes cómo reconocer un buen café?

Si eres un amante del café, identificar un producto de calidad no te será muy complicado. Si por el contrario acabas de llegar a este apasionante mundo, tal vez andes un poco perdido y quieras conocer cómo diferenciar un buen café de uno de peor calidad. Desde Cafés Lúa ya te adelantamos que no es una tarea complicada, sólo has de prestar atención a algunos detalles. 

¿Cuáles son las características de un buen café? 

Si quieres diferenciar a la perfección un buen café de uno de menos calidad, sólo debes fijarte en tres características básicas de esta bebida. Nos referimos al color, aroma y sabor.. 

El primer factor básico para reconocer un buen café es el color, que está directamente vinculado al punto de tueste del grano. Un tueste medio nos dejará como resultado una taza de tonos más claros; mientras que un tueste prolongado redundará en una más oscura. En Cafés Lúa contamos con nuestro propio maestro tostador en el equipo, que se encarga de aportar su toque personal para encontrar el equilibrio perfecto entre sabor y aroma. 

Y es que el equilibrio es una palabra muy importante cuando hablamos de un buen café. Una bebida de calidad se caracteriza por eso, por gozar de una proporción adecuada de todas sus propiedades. El aroma, por ejemplo, es una parte indispensable de un buen café; en el que podemos apreciar tonos frutales, achocolatados o florales, entre otros. ¿Qué encontraremos en un café de baja calidad? Aléjate de cualquier bebida que te deje un olor fuerte a goma, tierra o carbón. 

Vamos con el último de los apartados a tener en cuenta, el más apreciado por todos: el sabor. Amargo, ácido, dulce…el café puede dejarnos muchos tonos y matices, pero encontrar ese equilibrio perfecto entre ellos (además de complicado) es la pieza fundamental para comprender que un café es de calidad. 

En Cafés Lúa ya te hemos hablado de las diferencias del buen café y el café de supermercado. Generalmente, el café industrial carece de muchas de las características que ya te hemos mencionado, principalmente porque el origen del grano goza de una menor calidad y porque el producto que encontremos en el lineal tendrá una fecha de tueste muy anterior, ya que habrá sido almacenado durante meses.  Es indispensable tener esto en cuenta si nuestra intención es comprar café de calidad. 


Por último, y esto ya es para nota, para elaborar un buen café, ¿sabías que el tipo de taza para café puede influir en el sabor de la bebida? Desde nuestro blog ya hemos hablado de la importancia de disfrutar de un café en la taza adecuada, tanto por materiales como por tamaño. Reconocemos que nos encantan las tazas de cerámica adornadas con todo tipo de motivos, pero para gozar de la experiencia de un buen café sin duda lo más importante siempre es la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba