El café el mejor exfoliante casero

La clave para conseguir una piel perfecta es: la exfoliación  para que pueda renovarse y ayudarle a limpiar la suciedad y las células muertas que impiden que  respire. Como mínimo se debería hacer, al menos una vez por semana,  para que tu piel pueda recompensarte luciendo limpia y brillante. En este artículo te vamos a contar todos los trucos para conseguir una limpieza eficaz a través de un método casero que sirve para todo tipo de pieles y como no podía ser menos, el ingrediente clave es el café gourmet.

Antes de exfoliar la piel debemos tener en cuenta los siguientes pasos: Si tienes la piel grasa debes exfoliar tu piel al menos una vez a la semana para que elimines todos los restos de grasa que están taponando los poros y así evitar la aparición de espinillas y puntos negros. Si, por lo contrario,  sueles tener la piel seca es mejor que la exfolies cada quince días, pues tu piel puede presentar reacciones alérgicas o secarse más.

Y para poder llevar a cabo este proceso, tienes dos opciones o exfoliar tu piel, a través de exfoliantes comprados que están compuestos por una gran cantidad de productos químicos, o puedes hacerlo con exfoliantes caseros que puedes preparar tu misma en casa y en muy poco tiempo. ¿Cuáles prefieres?

Si eres de las que prefieres renovar tu piel con productos caseros, te presentamos la exfoliación de café y azúcar, así es, el café se ha convertido en uno de los principales recursos para una gran cantidad de cosas….además, a diferencia de otros, este exfoliante casero sirve para todo tipo de pieles.

Para elaborar este exfoliante de café casero, necesitas reunir los siguientes ingredientes: 2 tazas de café molido, media taza de azúcar blanco y 3 cucharas de aceite de oliva o de aceite de almendras, como más te guste.

Una vez que contamos con todos los ingredientes, necesitamos un bol de cristal en el que poder hacer la mezcla y una vez lo tengas añade  el café molido junto al azúcar blanco y mezcla bien ambos ingredientes con la ayuda de una cuchara. Tanto el café como el azúcar son potentes exfoliantes naturales, pero toma en cuenta que si vas a usar este exfoliante casero en el rostro, será conveniente que utilices azúcar de grano fino para evitar dañar la piel.

Una vez mezclados estos productos, agrega poco a poco el aceite, que lo que hará será hidratar y nutrir la piel. Una vez juntada la mezcla con el aceite volvemos a remover todo con  la cuchara hasta obtener una especie de pasta bastante espesa y seca.

Y una vez juntado todo esto, es el momento de usar el exfoliante de café casero. Lo ideal es aplicarlo durante la ducha, pues debido al vapor los poros de la piel se encuentran bien abiertos y penetrará mucho mejor en las áreas a tratar. Aplícalo dando un masaje con movimientos circulares sobre aquellas zonas del cuerpo que desees exfoliar.

Después de usar el exfoliante de café, retíralo con agua tibia y cuando salgas de la ducha, no olvides aplicar una loción corporal hidratante para mantener la piel en perfecto estado. ¿A qué esperas para probarlos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba