La intensidad del café: ¿Cuándo consideramos un café fuerte o intenso?

La fuerza o intensidad del café son dos conceptos que vemos a menudo a la hora de comprar este producto. Si bien se trata de una expresión  cada vez más utilizada cuando hablamos de nuestros gustos por esta bebida, lo cierto es que tendemos a confundir su significado. La intensidad del café no está influida por la cafeína del producto per sé, sino con otros elementos aún más importantes.

¿Qué es la intensidad del café? ¿Qué influye en la misma? 

La intensidad de un café viene marcada por el tipo de grano, el tueste e incluso la cafetera que utilizamos. El grano es el primer elemento a tener en cuenta si queremos un café con mayor o menor intensidad. Por ejemplo, los cafés de variedad arábica suelen ser mucho más agradables al paladar que los de variedad robusta, caracterizados por aportar un gusto amargo que se asocia a la intensidad. Otro de los aspectos que define la intensidad de un café es el tueste. En Cafés Lúa podrás comprar café de calidad con el toque personal de nuestro maestro tostador. Dependiendo del grado de tueste se alcanzará un sabor más intenso o ligeramente más dulce. 

Ya te habrás dado cuenta de que el grano y el tueste son determinantes, pero no podemos olvidarnos tampoco de la cafetera. Aunque tengas una de las mejores cafeteras automáticas, o hayas aprendido a cómo preparar un café perfecto en cafetera italiana, el modelo que estés usando puede influir en la intensidad y resultado final de la bebida. Las cafeterías italianas o los modelos de prensa francesa son ideales si buscas una mayor intensidad. El motivo es muy sencillo: el molido es más grueso, pasando más tiempo en contacto con el agua caliente, alargando el proceso de extracción de las propiedades del café. En el lado contrario de la balanza encontramos las cafeteras de goteo o las manuales; que dan como resultado una bebida mucho más suave. 

Además de lo ya mencionado, la forma más evidente de identificar un café intenso es a través del sabor y el aroma, que serán las características que  nos harán apreciar el nivel de intensidad del café. También suele entrar en juego el cuerpo de la bebida, esa textura que nos deja el café en la boca. En este sentido, un café fuerte o intenso siempre tendrá una textura más densa  y un sabor potente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba