Taza de café: ¿puede afectar la forma y el material del recipiente al sabor del café?

Beber una taza de café no sólo implica la compra de una buena materia prima, sino también disfrutar del momento de consumo de la bebida que preparemos. ¿Sabías que la elección de una mala taza puede influir incluso en el sabor de tu café? En Cafés Lúa puedes comprar café de calidad, pero también queremos poner a tu alcance todas las herramientas necesarias para que disfrutes de este momento tan especial de la forma adecuada. 

Tipos de tazas de café según su material

En general todos disponemos en nuestro hogar de un amplio repertorio de tazas de café de cerámica. En menor medida, también contamos con modelos fabricados en porcelana, fácilmente identificables gracias a su tamaño. Más allá de su tamaño y materiales de fabricación, hay que tener en cuenta que cada tipo de taza de café tiene una función, veamos cuáles son las más comunes. 

Porcelana: La ventaja de la porcelana reside en que la pérdida de calor es muy lenta, por lo que tendremos el café caliente durante más tiempo. Los más cafeteros sabrán además que esta característica permite que se mantengan matices como el aroma o el sabor perdurando en el tiempo. 

Vidrio/Cristal Transparente: Los preparados a base de café son los principales protagonistas para las tazas de vidrio templado o cristal transparente. Un ejemplo claro lo encontramos en los lattes o los espressos. Su principal característica es la de poder observar los elementos utilizados durante la elaboración del café, dándole ese tono tan distintivo. 

Cerámica: Las tazas de café de cerámica son las más extendidas, también bautizadas como mug. Son baratas, fáciles de limpiar y totalmente personalizables, ¡hay quienes las coleccionan! Pueden resistir altas temperaturas y la conducción del calor es algo lenta. Para muchos sigue siendo el modelo favorito. 

Diámetro de una taza de café: ¿Cómo influye la forma?

¿Pensabas que a la hora de disfrutar de un café en su máximo esplendor sólo habría que tener en cuenta el material de fabricación de la taza? ¡En absoluto! La forma de la taza es tan importante como los materiales utilizados, repercutiendo en aspectos como el aroma. Para diferenciarlos y escoger el que más se adapta a ti sólo has de tener en cuenta los siguientes puntos. 

Forma: Sólo debes de prestar atención al área de superficie de la taza. Si es ancha, el grado de oxidación será mayor, acentuando apartados como el dulzor o el cuerpo. En cambio, si la forma es estrecha el contacto con el aire será menor y por tanto se potenciarán aspectos como la acidez. 

Ángulo de inclinación: Increíble pero cierto, el ángulo de inclinación que requiera una taza puede influir en aspectos como la percepción del aroma. Por supuesto, este factor dependerá en gran medida del tipo de café. 

¿Importa el tamaño de la taza de café en su calidad? 

La respuesta corta a esta pregunta es no; pero si quieres exprimir todas las posibilidades a la hora de comprar café de calidad lo mejor es que dispongas de un repertorio lo suficientemente variado para cada café. No es obligatorio, pero sólo así podrás apreciar todos los matices del café. 

Taza pequeña (40 – 60ml): Sus diseños van desde el elíptico hasta el cónico. Suelen contar con un pequeño platito que acompaña a la taza. El espresso o el ristretto son los preparados que se consumen habitualmente en estos formatos de taza. Estos modelos suelen ser los más habituales en las cafeterías. 

Taza grande / Vaso alto (150 – 200ml): La taza de los desayunos, la que regalas para el café y en definitiva la más clásica. En ella podemos servir sin ningún tipo de problema tipos de café como el latte, el capuccino o el veterano café con leche. 

Recuerda que en Cafés Lúa podrás adquirir diversos regalos para amantes del café. Ya sean sets de tazas y platos; o packs en los que encontrarás diferentes  selecciones de café de origen o blends junto a un precioso juego de tazas. 

¿Cuál es la taza de café perfecta? 

Seguramente la pregunta del millón y a la que muchos estabais esperando respuesta. Lo cierto es que no hay una taza de café perfecta. Puede que cada café tenga un tipo de taza o vasito recomendado, de eso no nos cabe duda, pero el café es mucho más que eso. Disfrutar de un buen café es algo especial, nuestro momento de relax al cabo del día. Ese instante en el que tenemos una conversación con nuestra pareja o amigo. La taza de café perfecta es aquella en la que disfrutas de ese momento y de tu bebida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba