Café escocés: receta para prepararlo de forma sencilla y sabrosa

Café escocés: receta para prepararlo de forma sencilla y sabrosa

Llega el verano y con él el momento de variar un poco nuestra forma de tomar café. Aunque hay gente para todos los gustos, son muchos los que prefieren decantarse en esta época por un café bien frío. Adoramos el formato clásico, sin duda, pero de vez en cuando también nos apasiona un café preparado con cariño y un poquito más de elaboración. En este sentido, el café escocés es una apuesta ganadora por varios motivos

¿Sabías que si tienes whisky y helado de vainilla estás desaprovechando la oportunidad de preparar uno de los cafés más deliciosos y apetecibles? En Cafés Lúa te chivamos la mejor receta paso a paso para preparar café escocés de la manera más sencilla. 

Ingredientes para café escocés

Parte del secreto ya lo hemos desvelado más arriba. El café escocés tiene como grandes protagonistas al whisky y al helado de vainilla, además de un café premium, por supuesto. Éstos serán nuestros ingredientes básicos para elaborar la receta. El resto queda anotado a continuación, así como varios utensilios indispensables para lograr el mejor sabor posible en la bebida. 

Para elaborar café escocés para dos personas, necesitarás los siguientes ingredientes: 

  • 30 gr de café de Cafés Lúa, con molienda gruesa.
  • 4 cucharaditas de azúcar (si te gusta el dulce).
  • 0,5 litros de agua.
  • 100 gr de helado de vainilla.
  • 2 copitas de whisky. Por si te lo estás preguntando, ¡sí, tiene que ser escocés! Sino no sería un café escocés, ¿no?
  • Un barquillo para decorar, la presentación es importante. 

En lo que a utensilios se refiere, necesitarás tener a mano: 

  • Cafetera de prensa francesa o french press.
  • Molinillo de café para obtener un molido grueso.
  • Agua mineral o filtrada.

Cómo preparar café escocés 

Llega el momento de meternos en faena. Nuestra parte favorita, cómo preparar el café. Iremos paso a paso, hasta el más torpe de los cafeteros podría elaborarlo: 

  1. Muele el café hasta obtener un molido grueso, parecido al de la sal gruesa.
  2. Calienta el agua hasta justo antes de llevarla a ebullición. La temperatura ideal es 90º. 
  3. Coloca el café molido en la french press y añade el agua poco a poco. 
  4. Con ayuda de una cuchara larga, mueve la mezcla. 
  5. Cierra la tapa y presiona el émbolo despacio. 

Ya tienes el café preparado, ahora faltan el resto de ingredientes: whisky y helado de vainilla. Así debes servirlo: 

  1. En una copa de cristal, sirve un poco de whisky. En torno a 15 ml está perfecto. 
  2. Añade el café.
  3. Pon a tu gusto o al de tu compañía algo de azúcar, si sois muy dulzones, una cucharadita o dos bastarán. 
  4. Llega el momento estrella: añadir una bola de helado de vainilla. 
  5. Pon el barquillo y si quieres mejorar todavía más la estética, un toque de cacao en polvo sobre la bola de helado. Ya si quieres darte un homenaje, ¡hay quienes van un paso más allá y añaden también nata montada sobre la vainilla! Otra opción de lo más deliciosa y estética. 

Y ya lo tienes. Acabas de preparar un riquísimo helado escocés en apenas unos minutos. Ayudarnos de la french press para sacar el máximo partido al sabor del café es sin duda el truco clave en su elaboración. Sirva también como recordatorio no pasarse con el whisky, ya que sino obtendremos un sabor demasiado fuerte.