Cómo hacer el mejor café a la italiana

¿Te irías hasta Italia para tomar un café? Pues ya no hace falta…en este post te traemos todos los consejos para hacer el mejor café a la italiana. Si eres una autentica apasionada del café, seguro que siempre estas pendiente de cómo mejorar la forma en la que preparas tu bebida favorita. Es cierto que a veces no nos queda como nos gustaría pero la solución es muy sencilla, no parar de probar diferentes maneras hasta que encuentres tu sabor ideal. Así que, mientras sigues en la búsqueda del café perfecto, te proporcionamos los pasos para hacer el mejor café a la italiana…y quién sabe, tal vez sea el sabor que estas buscando.

Para empezar, lo primero que necesitamos es un café de primera calidad y tostado, lo puedes encontrar en Cafés Lua. El momento idóneo para moler el café es en el instante que se vaya a realizar para que no pierda ninguna propiedad. Además, no se tarda nada en molerlo en el momento con un molinillo eléctrico. Una vez que nos hemos hecho con el café,  el segundo ingrediente necesario es el agua, en este caso, que sea agua mineral ya que para los italianos es muy importante que esta sea pura.

Una vez que tenemos el café y el agua, retiramos el filtro de la cafetera y añadimos el agua mineral. Como máximo, debemos echarla hasta llegar a rozar la válvula de seguridad, es decir, el tornillo de metal. Preferiblemente echaremos el agua ya caliente para que el café esté menos tiempo en la hornalla y así corras menos riesgo de que se queme.

A continuación, coloca el filtro de nuevo y agrega el café tostado hasta el borde aunque esto depende de la cantidad de agua que le pusiste y del gusto de cada uno, hay a unos que les gusta muy fuerte, por lo tanto añade café hasta el borde y hay otros que prefieren un sabor más suave y para ello deben de poner menos en el filtro.  Cargada la cafetera, con la ayuda de una cuchara deja la superficie del café pareja, porque si no, el agua no pasará.

Posteriormente, cierra la cafetera poniéndole su parte superior y llévala al fuego. Con respecto a la temperatura, debes ponerla a fuego  medio tirando a bajo para que se haga lentamente y deja la tapa de la cafetera levantada. Aunque parezca raro, así es, la tapa debe estar subida hasta que empiece a salir el café. Cuando llegue este momento y el café empiece a subir, debes de disminuir la temperatura y por supuesto bajar la tapa.

Una vez que el café haya subido completamente, vuelve a levantar la tapa y con la ayuda de una cuchara revuelve la bebida para que tenga la máxima consistencia. Y a disfrutar de nuestro café a la italiana!!!

Un consejo, a la hora de limpiar la cafetera NUNCA uses detergente, es preferible enjuagarla con agua caliente y evitar el sabor del producto de limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba