Los errores más comunes que cometemos al preparar una taza de café

Los errores más comunes que cometemos al preparar una taza de café

En Cafés Lúa te hemos hablado ya de cómo reconocer un buen café. Si tuviste en cuenta nuestros consejos, seguramente ya sepas identificarlo. Pero en casa es más sencillo de lo que parece cometer errores al preparar café. No hablamos de auténticos disparates como recalentar el café en el microondas, sin duda uno de los fallos más habituales, sino de esos pequeños detalles que, bien ejecutados, podrían marcar la diferencia. 

Queremos incidir en aquellos errores más comunes cuando se habla de preparar café y que solemos pasar por alto. Puede ser por falta de tiempo, por desconocimiento o que algunas técnicas requieren algo más de práctica. Sea como fuere, si sigues los siguientes pasos te convertirás en un auténtico experto en la elaboración de café. 

Errores comunes que cometemos al preparar café

Cuando se habla de errores comunes al preparar café, podríamos decir que éstos comienzan desde la misma compra del producto. Por comodidad, tendemos a recurrir al café que podemos encontrar en grandes superficies, ya sea adquiriendo café de marca blanca o aquellas más comerciales que tantas veces hemos visto anunciadas. Este tipo de productos pueden ser ideales para ‘salir del paso’, pero se alejan completamente de lo que es un buen café de calidad. En Cafés Lúa somos una tienda especializada en café gourmet desde 1989, somos maestros artesanos en el tueste, aportando nuestro toque personal de la casa a cada receta que preparamos. Comprar café de calidad es, dicho de otro modo, el primer y principal paso que debes seguir para obtener el café perfecto. 

El agua para el café es uno de los temas de debate más comunes que encontrarás cuando se habla de preparar esta bebida. En Cafés Lúa ya te hemos hablado sobre cuál es el agua ideal para no estropearlo y, como ya estarás imaginando, el agua de grifo se queda fuera de la ecuación. Es cierto que podrás utilizarla, pero te recomendamos que de ser así lo hagas empleando para ello jarras con filtro.

Continuando con el agua. Uno de los errores más comunes cuando se prepara el café es no utilizar agua hirviendo. Si pones agua fría en la cafetera y esperas a que ésta hierva, lo único que conseguirás es que el grano se queme. 

¿Cuántas veces has hecho café de más pensando en que pasadas unas horas te apetecerá otra taza? Es otro error  clásico si lo que quieres es disfrutar de un buen café como mandan los cánones. No nos cansaremos de repetir que el café recién hecho es para consumir al instante. ¿El motivo? Con el paso de los minutos el café pierde propiedades y sabor, ¿ya te hemos convencido? 

El último de los consejos está relacionado con ¡limpiar la cafetera! Y es que preparar un buen café no sólo va ligado a seguir los consejos adecuados de preparación, sino también cuidar de las herramientas. Deberás lavar muy bien la cafetera para que no coja sabor a rancio con los restos del producto que se hayan acumulado, con agua y un paño húmedo será más que suficiente.