tueste con humo yaaay

Hey Coffee Lovers!

Un placer teneros de nuevo por aquí 😉

En el post de hoy os hablo resumidamente acerca del proceso de tueste, que aunque podrĂ­a parecer de lo mĂĄs sencillo, lo cierto es que requiere de gran maestrĂ­a…

¿Por qué es tan importante?

Sin el tueste, el café no podría desarrollar sus características organolépticas, que son las que apreciamos mediante los sentidos: el aroma, el color, el sabor, etc.
Durante este proceso, se producen reacciones que dan lugar a importantes cambios físicos en el café y a la aparición de las sustancias que serån responsables de sus apreciadas cualidades sensoriales.
En definitiva, el tueste es el eje principal en la fabricación del café y va a determinar si el producto final obtenido es bueno o no.

Proceso de tueste

El cafĂ© se tuesta mediante la introducciĂłn de aire caliente proveniente de una estufa en un tambor giratorio, en el cual se van mezclando los granos y se va absorbiendo el aire caliente hasta alcanzar una temperatura de 220Âș aproximadamente.

El proceso dura de 15 a 20 minutos y es deliberadamente lento para asegurar la calidad y uniformidad del grano, especialmente en cuanto a color y aroma. El proceso de tostado se organiza segĂșn el origen del cafĂ©, ya que al tostarlos por separado se optimiza el desarrollo de las cualidades sensibles de cada origen.

Durante el tueste los granos de café van pasando de un verde inicial a un tono rubio, para tomar un tinte avellanado y por fin achocolatado. El grano sin tostar es duro y pequeño, pero cuando se calienta se vuelve frågil, aumenta de tamaño y se hace poroso.

Pero ademĂĄs de este cambio fĂ­sico hay una profunda transformaciĂłn quĂ­mica, por la que se desarrollan cientos de aromas especĂ­ficos del tueste.

Todo sucede muy deprisa, por lo que el maestro tostador debe estar muy concentrado, sin distracciones, atendiendo constantemente a los cambios que se estĂĄn produciendo en el bombo, auxiliado por un cronĂłmetro, un termĂłmetro y su experiencia acumulada tras cientos de tuestes. Una vez alcanzado el color deseado, se deben sacar los granos y enfriarlos inmediatamente, ya que de lo contrario seguirĂ­an cocinĂĄndose, con riesgo incluso de quemarse.

Tipos de tueste

Cafe-natural-vs-torrefacto

Tueste natural: es el idóneo. Es un proceso por el que el grano de café simplemente es tostado mediante calor, manteniendo así las propiedades organolépticas y el sabor del grano. Este tueste nos permitirå extraer todos los aromas, los sabores del café, el tactarlo en la boca, su persistencia en boca


Tueste torrefacto: es un proceso que consiste en tostar el cafĂ© añadiĂ©ndole azĂșcar, con lo que se potencia el cuerpo, pero se pierde el sabor y los aromas, y se desvirtĂșan las propiedades del grano. Se obtiene un grano caramelizado.

La diferencia fundamental entre el tueste del café natural y el tueste del café torrefacto es que el café torrefacto es negro y amargo y carece de las propiedades naturales del grano de café, mientras que el natural tiene un color marrón, un sabor mucho mås dulce y permite extraer todas sus virtudes.

ÂĄEspero que el artĂ­culo os haya sido de utilidad!

Hasta muy pronto :)