¿Qué es un barista?¿En qué consiste su trabajo?

¿Qué es un barista?¿En qué consiste su trabajo?

El barista es aquella persona que domina el arte de preparar un buen café. Aunque en la comodidad del hogar sepas cómo moler los granos de café de forma adecuada, qué taza emplear, entre otras características, el barista va mucho más allá. En Cafés Lúa te contamos en qué consiste exactamente el trabajo de un barista, y lo más importante, cuáles son sus secretos.

¿Qué es un barista? 

La palabra barista surge en Italia a principios de 1916 y aunque su significado deriva de ‘cantinero’; con el paso de los años el término se ha ido concretando, asociándolo a aquellos que preparan cafés de alta calidad. En pocas palabras, el barista es una persona cualificada profesionalmente para la preparación de café, así como todas aquellas bebidas que derivan de éste. 

El barista no sólo sabe preparar el café perfecto, sino que entran en juego otros elementos que debe conocer al dedillo. Teoría y práctica van de la mano del verdadero barista. Tiene que poder distinguir todas las características de los diferentes granos, el proceso de tostado, escoger la mejor calidad de agua, dominar los distintos tipos de preparación del café y sus correspondientes cafeteras. En definitiva, el barista es un auténtico experto del café en el sentido más amplio de la palabra. 

¿Cómo trabaja un barista? 

Debido al meticuloso proceso que deben seguir los baristas a la hora de preparar el café, en muchas ocasiones se ha relacionado su trabajo con la faceta artística ¡y no es para menos! El barista debe ser capaz de servir un café (o té) perfecto, en todo su esplendor. Es por ello que además del sabor también se cuidan apartados tan importantes como la presentación. 

La profesión de barista está en constante evolución. El auténtico amante y apasionado de este arte buscará perfeccionar aún más su ‘obra’, tanto en presentación como sabor.  También adquirirá durante su camino nuevos conocimientos sobre el mundo del café que, en algunos casos, transmitirá a sus clientes tales como por ejemplo el método de preparación, entre otros. 

Pero las funciones del barista también pueden ir mucho más allá. Desde estar familiarizado con la administración de la cafetería y todo lo que ello concierne, hasta el mantenimiento de las cafeteras y el equipo utilizado en el local.