¿Cómo se descafeína el café?

¿Cómo se descafeína el café?

Quitar la cafeína al café no es un proceso que podamos realizar en casa en un par de minutos. Debido a su complejidad son muchas las empresas que se dedican de forma exclusiva a este método. Pero, ¿cómo se descafeína el café? 

Hay quienes disfrutan de una deliciosa taza de café en la mañana para activarse. Pero también hay quien prefiere tomar esta bebida a media tarde o por  la noche, un café que mantenga su sabor y aroma, pero sin las propiedades excitantes de la cafeína. Es por ello que el café descafeinado se ha convertido en una opción cada vez más popular, válida para cualquier momento del día. 

En Cafés Lúa podrás comprar café de calidad, también  un café natural descafeinado procedente de Colombia, que cuenta con todas las propiedades en términos de cuerpo, acidez y aroma, pero sin cafeína. Un café descafeinado que sabe a café.

  • CAFES_LUA_BLEND_descafeinado_grano
    Café Natural Descafeinado
    Desde 5,00 or from Desde 5,00 Desde 4,50

    Un descafeinado que sabe a café.

    / mes

¿Cómo se extrae la cafeína? 

A la hora de saber cómo se descafeína el café, hay dos factores que simplifican el proceso: el uso de variedades arábica y la altitud a la que ha sido cultivado el café. Esta elección no es casual, pues el café de variedad arábica cuenta con menos cafeína que otras variantes. Por otra parte, y aunque hay diferentes estudios que no terminan de ponerse de acuerdo, el café cultivado en altura también podría estar relacionado con un menor índice de cafeína. 

Entrando ahora sí en materia, para el proceso de obtención de un café descafeinado encontramos varias opciones y no todas están al alcance de cualquiera. Veamos las más destacadas y profundicemos sobre ellas. 

  • Método por presión: En este proceso, el café se somete a una presión de entre 275 y 300 atmósferas. A raíz de la presión a la que se encuentran sometidos los granos, el CO2 puede circular entre ellos, generando un líquido que penetra en el café y disuelve por completo la cafeína. Una vez ha terminado esta fase, pasamos al lavado y posterior secado. Al no introducirse procesos químicos, el resultado es un café descafeinado de calidad. 
  • Método con agua: Es uno de los métodos más sencillos para hacer café descafeinado. Los granos de café son humedecidos en agua dando lugar a un proceso de ósmosis. Durante el mismo, la cafeína queda disuelta en el líquido. Por último, se completa el proceso con el secado del café. 
  • Método por química: Este método es uno de los más extendidos, utilizando para ello cloruro de metileno, el cual ayuda a disolver la cafeína de los granos. Además de ser el más popular, también resulta uno de los más económicos. Los granos, aún verdes,  se humedecen en agua hasta que su estructura se ablanda. Después son sumergidos en cloruro de metileno hasta que la mayor parte de la cafeína ha sido retirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba