El café:el mejor aliado de una dieta

Esa sensación placentera que supone el “momento del café”, ya no solo por lo que significa…el tiempo de descanso o de desconexión para disfrutar de ese aroma tan deseado que nos permite tener una mañana o tarde más llevadera…ya no solo significa eso… ese olor inconfundible y delicioso sabor que nos impulsa a salir de la cama cada mañana… también nos ayuda  a quemar grasas. El café es un importante estimulante del sistema nervioso y favorece la digestión de alimentos, de ahí que pueda provocar una aceleración del metabolismo, además de sus propiedades diuréticas.

Como todos sabemos el café contiene cafeína, que permite estimular el sistema nervioso, quién envía señales directas a las células de grasa para ordenarlas que descompongan esta grasa. Al mismo tiempo, la cafeína aumenta los niveles en sangre de la hormona epinefrina, más conocida como adrenalina, esta hormona viaja a través de la sangre hasta los tejidos adiposos, donde se encarga de enviar la señal de que se rompa la grasa corporal y se libere para que se convierta en combustible y el cuerpo pueda quemarla. Así lo certifican los estudios realizados en la Universidad coreana Soonchunhyang y  las investigaciones  de la Universidad japonesa Ehime.

Pero además de la cafeína, donde diversos estudios demuestran que esta puede aumentar la quema de grasa en el cuerpo e incrementar la tasa metabólica (las calorías que se queman en reposo), son varias las sustancias que estimulan el sistema nervioso que encontramos envueltas en los granos de café: como lo son la teobromina y la teofilina. También cuenta con un cuarto elemento, el ácido clorogénico, que según el estudio realizado por el departamento de Investigación y Desarrollo de ETC, ayuda a la absorción lenta de hidratos de carbono.

Al mismo tiempo, esta bebida adictiva ayuda a adelgazar porque tiene propiedades diuréticas, esta es una de las razones principales por las que se recomienda en las dietas. Gracias a la cafeína, ciertos ácidos cafeicos y la teobromina y asparagina fomenta la diuresis o pérdida de líquido.

Pero por si todo esto no fuera suficiente, el café al igual  que el té negro, es un inhibidor del apetito.

Todas estas razones explican como el café se puede convertir en tu mejor aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba