Guía de tipos de café según su origen y su preparación

En Cafés Lúa no solo podrás comprar café de calidad, también podrás estar al día de todas las curiosidades del café. Ya hemos hablado de aspectos tan importantes para los amantes de esta bebida como preparar un buen café en una cafetera italiana, o los principales países productores de café. A estas alturas ya sabes que existen dos tipos de café, robusta y arábica. Pero, ¿sabes cómo se prepara el café según su tipo?

Ya sea el clásico americano, moka o el capuchino, cada café sigue una línea de preparación muy concreta. Para convertirte en todo un experto cafetero, no te pierdas esta lista de los cafés más populares y cómo se elaboran. 

Tipos de café según su preparación 

Café Espresso 

Es uno de los más famosos del mundo, tanto en  hogares como en cafeterías. De origen italiano, su nombre proviene precisamente de la cafetera también bautizada como Espresso que se encarga de su preparación. Sabor intenso, muy concentrado y ligeramente espumado, son las principales características para reconocerlo. El café espresso se utiliza como base para muchas de las variantes de café que veremos a continuación. 

Café moka

El café moka es una de las debilidades de muchos, especialmente en verano, siendo también una de las opciones preferidas para los que se decantan por los sabores dulces. El café moka cuenta con tres ingredientes: café, leche y chocolate. Lo preparamos sirviendo sirope de chocolate o chocolate derretido por las paredes del vaso, añadimos un café espresso y coronamos con leche espumada. Por último, agregamos un toque de cacao en polvo o canela si lo prefieres (nosotros somos más de chocolate, pero es cuestión de gustos).

Para preparar un café moka necesitaremos ⅓ de café espresso y añadir ⅔  de leche. Por último y a gusto de cada uno también podremos sumar una pequeña cucharada de jarabe de chocolate. El café moka suele servirse también con espuma de leche. En este caso y para darle un toque diferenciador, podremos espolvorear cacao o canela. . 

Capuchino 

El capuchino es una de las alternativas predilectas para la gran mayoría en el desayuno. Y no es para menos si tenemos en cuenta su fácil preparación y gran sabor. Preparado sobre un espresso, para elaborar el capuchino se añade una capa de leche y otra de leche espumada, todo ello a partes iguales. Como guinda final, se añade un pequeño toque de chocolate espolvoreado o canela. 

Preparar un delicioso café capuchino no conlleva ningún misterio. Mezclaremos a partes iguales ⅓ de café espresso, espuma de leche compacta y leche. Es importante destacar que la leche nunca deberá de superar los 70ºC. Una vez servido, se decorará la espuma de leche con pequeños trozos de chocolate. 

Café Cortado 

El cortado es una de las preparaciones de café más consumidas tanto en España como Latinoamérica. Su preparación es muy sencilla, siendo la base el anteriormente mencionado café espresso. La única diferencia es que se agrega una pequeña cantidad de leche, por lo que también se conoce como manchado, procedente del concepto italiano macchiato.

Café Irlandés

Otro de esos cafés que no requiere de mucho esfuerzo es el café irlandés, siendo además uno de los más peculiares en cuanto a sabor. El café irlandés se prepara calentando un vaso y agregando el café después. Si eres goloso, añade después una o dos cucharadas de azúcar. Por último, es el turno del verdadero protagonista, añade una copa de whisky, ¡pero no muy cargada!

Café Bombón

Sencillo y simple, pero perfecto para los que quieren un café dulce con contrastes. El café bombón consiste en preparar un café solo y añadir un ingrediente clave, la leche condensada. El café bombón suele servirse en un vaso pequeño de cristal, sus principales adeptos dicen que es uno de los trucos que lo hacen más rico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba